Lengua Española

Morfología: Clases de palabras
El adjetivo calificativo

Base significativa.
Morfemas constituyentes
Morfemas facultativos.
Funciones del adjetivo.
La sustantivación.

EL ADJETIVO CALIFICATIVO

    El adjetivo calificativo está compuesto por una base significativa más tres morfemas constituyentes: grado, género y número. Además se diferencia del nombre por su posibilidad de convertirse en otra clase de palabra, el adverbio, al añadirle el morfema trabado -mente.

1. Base significativa.
     El adjetivo es una palabra que no tiene independencia lingüística. Necesita la existencia de un nombre para existir, pues expresa siempre una cualidad del sustantivo al que acompaña. Es un elemento "adjuntado" al sustantivo, del que expresa cualidades, y siempre irá referido a éste, sea cual sea su función sintáctica. Su significado dependerá de su lexema, que siempre expresará cualidades. Ej: Las paredes blancas de la clase. Estos alumnos son trabajadores.
    El adjetivo, cuando se une directamente al nombre, tiene dos formas de expresar la cualidad.

1.1. Adjetivos especificativos.
    Son aquellos que no sólo aportan una cualidad, sino que también reducen o restringen la extensión semántica del sustantivo, separándoles de otros de su especie. Los adjetivos especificativos suelen ir pospuestos al adjetivo. Así, el sustantivo árboles nos vale para designar a todos los árboles; con el adjetivo especificativo puedo referirme a un grupo determinado de árboles.
           1.   Podaron los árboles  del bosque.
           2. Podaron los árboles viejos del bosque
     En la segunda oración, el significado de árboles se ha reducido, pues ya sólo nos referimos a los árboles viejos, no a todos los árboles. Suelen ir pospuestos al sustantivo.
    Especial apartado habría que hacer con los adjetivos calificativos determinativos, de relación o pertenencia, que son aquellos que incluyen al sustantivo dentro de una especie o clase (como los especificativos), pero además señalan, identifican, determinan sus características como especie. Su rasgo más importante es la ausencia de uno de los morfemas característicos del adjetivo: el grado, puesto que las especies no admiten gradación. Ej:

1.   Podaron los árboles más viejos del bosque.
2.   Podaron los árboles caducifolios del bosque.
3.  *Podaron los árboles más caducifolios del bosque. ( El asterisco siempre señala la imposibilidad de la construcción )
1.2. Adjetivos explicativos.
    En otros casos el adjetivo sólo nos explica o aclara una cualidad del sustantivo, sin reducir la extensión semántica del mismo. La cualidad expresada por el adjetivo no sirve para diferenciarlo de otros. Los explicativos pueden ir pospuestos o antepuestos, predominando esta colocación.Ej: ¡ Podaron los viejos árboles !   ( todos eran viejos )
    Algunas gramáticas dan el nombre de epíteto a los adjetivos explicativos que señalan alguna cualidad intrínseca de los objetos a los que se refieren. Ej: La blanca nieve.

2. Morfemas constituyentes.
    El adjetivo tiene tres morfemas constituyentes: grado, género y número.
2.1. El grado
     El adjetivo puede ser "graduado"( excepto los adjetivos calificativos determinativos), puesto que expresa cualidades y éstas admiten gradación. Existen tres grados en el adjetivo: positivo, comparativo y superlativo.
a) Grado positivo.
    Es el adjetivo tal y como se nos presenta a nosotros para ser utilizado, sin que exprese ningún tipo de graduación. El morfema, por tanto, es siempre Ø. Ej: Los árboles altos del jardín lejano están deshojados
b) Grado comparativo
    Se establece una comparación de cualidades entre dos o más sustantivos, o se comparan dos cualidades de un mismo sustantivo:
           Estos árboles están más deshojados que aquellos
            Juan es más trabajador que inteligente
  Existen diferentes tipos de comparaciones y se expresan mediante procedimientos distintos:
Comparativos propiamente dichos. Se establece la comparación entre dos sustantivos, o entre dos cualidades de un sustantivo. Hay tres comparaciones posibles:
- Superioridad: más  ( adjetivo positivo ) (que) Juan es más trabajador que inteligente
- Igualdad: tan  (adjetivo positivo ) (como) Juan es tan trabajador como inteligente
- Inferioridad: menos (adjetivo positivo ) (que) Juan es menos trabajador que inteligente
Comparativo de excelencia o  superlativo relativo. Se establece la comparación de la cualidad de un sustantivo con la misma cualidad de un grupo. Normalmente sólo se utiliza para expresar superioridad: el más ( adjetivo positivo ) ( de ):       Juan es el más trabajador de todos
c) Grado superlativo.
    Es el grado del adjetivo en su mayor potencialidad. Por ello también se le conoce como superlativo absoluto. Se pondera al máximo la cualidad del adjetivo. Hay varios procedimientos para formar el superlativo:
- Mediante el morfema gramatical dependiente -ísimo/a/os/as u otros parecidos, pero de origen culto, como -érrimo/a/os/as. Ej: Fuimos a un lugar lejanísimo. Ese señor que pide limosna es paupérrimo.

- Mediante otros morfemas gramaticales, generalmente antepuestos al lexema del adjetivo, como re-, requete-, super-. Ej:  Vimos un coche superrápido. Pasaban unas chicas  requeteguapas.

-Mediante el morfema libre muy, antepuesto al adjetivo: Vimos un coche muy rápido. Pasaban unas chicas muy guapas.

Nota: Además hay formas que expresan, sin morfemas especiales, los diferentes grados de un adjetivo. Proceden del latín. Son muy pocos casos los que nos quedan y, en su mayoría, han perdido su valor comparativo o superlativo.
 Positivo
 Comparativo
  Superlativo
 grande mayor   máximo
 pequeño menor  mínimo
 bueno mejor óptimo
 malo peor pésimo
2.2. El género.
    El género del adjetivo depende del sustantivo al que se refiera. Se dice que el adjetivo concuerda con el género del sustantivo. Se presenta como un  morfema, pues en todos los adjetivos es posible la variación de género, aunque en muchos casos el morfema sea Ø. Por ello se habla de adjetivos de una terminación ( la variación de género no implica variación en la forma ) y de dos terminaciones. Por tanto, para reconocer el género del adjetivo siempre tendremos que tener en cuenta al sustantivo al que va referido.
 
Morfema     Morfema
Femenino La casa verde  -Ø La casa alta -a
 Masculino El pino verde   El pino alto  -o
 
Una terminación
Dos terminaciones

2.3. El número.
    Al igual que el género, el número del adjetivo viene impuesto por el sustantivo al que hace referencia. Así podemos decir que el adjetivo concuerda en género y número con el sustantivo. Sus morfemas son los mismos que el del sustantivo.
 

Morfema
  Singular La casa verde/azul/beis
Plural
Las casas beis
Plural Las casas verdes -s
Plural Las casas azules -es

2. Morfemas facultativos.
    Ciertos sufijos apreciativos pueden utilizarse con los adjetivos. En muchos casos, no tienen este valor apreciativo, sino que se comportan como sufijos derivativos, modificando el lexema del adjetivo
    Se dividen en:
Aumentativos: azul/azulón
Diminutivos: En la mayor parte de los casos, el diminutivo tiene un valor afectivo: expresamos con ellos cariño y estimación. Ej: chico/chiquito, revoltoso/revoltosillo
Despectivos: pardo/parduzco.

4. Funciones del adjetivo.
    El adjetivo tiene las siguientes funciones:
Complemento, modificador o adyacente del sustantivo, dentro de un Sintagma Nominal.
    Ya se ha visto su diferente comportamiento ( especificativos o explicativos ) más arriba. El rasgo más destacable es su colocación con respecto al sustantivo. Intervienen diversos factores:
EL valor con respecto al sustantivo.
    Los adjetivos especificativos suelen ir pospuestos al adjetivo. Los explicativos pueden ir pospuestos o antepuestos.
El significado de los adjetivos.
    Los adjetivos valorativos, subjetivos, tienden a la anteposición, mientras que los denotativos, objetivos, tienden a la posposición.
La estructura sintáctica.
    Dependiendo del número de adjetivos y complementos del sustantivo, pueden situarse de diferente forma con respecto al nombre.
La época literaria.
    En determinadas épocas ha predominado la anteposición, mientras que otras han tendido a la posposición.
El uso.
    En casos concretos, la posición del adjetivo es fija. Normalmente obedece siempre a clichés que se han ido fijando por el uso que siempre se ha hecho: Real Decreto, guardia civil.
Atributo, dentro de un Predicado Nominal.
Complemento predicativo, dentro de un Predicado Verbal.
Construcciones absolutas con participio.
    El participio se caracteriza por su doble valor: como adjetivo, dependerá de un sustantivo; como verbo, puede ser núcleo de las construcciones absolutas. Equivale en estos casos a proposociones subordinadas de diferente tipo. Ej: Acabada la clase, los alumnos salieron en desbandada.
Adjetivo incidental o en construcción disjunta.
    Viene perfectamente definido por Rafael Lapesa ( "Sintaxis histórica del adjetivo calificativo no atributivo".Homenaje al Instituto de Filología y Literaturas Hispánicas "Dr. Amado Alonso" en su Cincuentenario. 1923-1973. Buenos Aires. 1975. ) , al que citamos como mejor explicación posible: "Llamaremos así al (adjetivo/participio) que, sin estar en construcción absoluta, tiene respecto al resto de la frase cierta autonomía, marcada formalmente por su libertad de colocación y por estar separado mediante pausas. No está ligado al nombre tan estrechamente como el adjetivo atributivo, ni tiene con el verbo la clara conexión del predicativo. A diferencia del absoluto, se refiere al sujeto, al objeto directo o indirecto o a un complemento circunstancial". Ej: Más próximas al gobierno, las cigarreras madrileñas son las que más se destacan en estas lides.
5. La sustantivación.
     El adjetivo, por su gran relación con el sustantivo, es una de las partes de la oración que mejor puede ser sustantivada, es decir, pasa a ser un sustantivo, adquiriendo la mismas características que éste. Hay dos tipos de sustantivación:
Sustantivación permanente.
    Se produce cuando se ha perdido la noción de que esa palabra ha sido antes adjetivo. Siempre hay una especialización en el significado. Ocurre frecuentemente con las palabras referidas a personas. ( Siguen siendo adjetivos si acompañan a un sustantivo ). Ej: Según dicen los periódicos, el estrecho de Gibraltar es fuente de disputas, porque españoles y británicos son muy orgullosos.
Sustantivación ocasional.
    No existe ninguna especialización en el significado, que dependerá del contexto anterior. El procedimiento más usual es artículo o determinante + adjetivo.Ej: En el patio hay aparcados tres coches; el rojo es mío.
     En estos casos se produce también una sustantivación neutra ( es decir, con el género neutro, siempre en singular ) que plantea graves problemas en español. Ej:   Lo malo del asunto es que no me he enterado de nada.