NATURALEZA DE LA LUZ

NEWTON Y EL PRISMA ÓPTICO.

Newton nos comenta en sus escritos como después de haber dejado una habitación a oscuras y realizado un diminuto agujero para que penetrase una pequeña cantidad de luz, coloca un prisma triangular de cristal delante del agujero para que la luz se refracte sobre la pared, y así poder observar los colores que se producen. Lo que Newton consiguió fué la descomposición de la luz en los colores del espectro. Estos colores son básicamente el Azul violaceo, el Azul celeste, el Verde, el Amarillo, el Rojo anaranjado y el Rojo púrpura. Este fenómeno lo podemos contemplar con mucha frecuencia, cuando la

luz se refracta en el borde de un cristal o de un plástico. También cuando llueve y hace sol, las gotas de agua de la lluvia realizan la misma operación que el prisma de Newton y descomponen la luz produciendo los colores del arco iris. Newton dedujo, por tanto, que la luz solar contiene todos los colores que podemos observar en la naturaleza. A partir del hallazgo de Newton, Thomas Young llegó a la conclusión que todos los colores del espectro luminoso podian ser reducidos a tres colores básicos: el rojo, el verde y el azul, con los cuales se podía volver a conseguir la luz blanca.

PRINCIPAL

 

LAS ONDAS