PASCUAL IZQUIERDO

«Porque es nuestro»

Al igual que en otros lugares del mundo, también aquí, en la Ribera del Duero, en este trozo de historia y paisaje, fluye la vida y el tiempo.

Fluye la vida y cambia el paisaje, pero lo hace con especial

intensidad, porque este árbol que ahora se engalana, este surco rectilíneo que se llena de promesas, es más nuestro que otros: tiene nombre propio y forma parte de la íntima memoria.

Miramos alrededor del corazón y contemplamos las viejas tapias de adobe y los muros de piedra, el amor que creció bajo las vigas pusilánimes y el júbilo que estalló un día en primavera.

Lo miramos y amamos porque es nuestro. En Peñafiel y en San Esteban de Gormaz. En Montejo y en la vega del Riaza. En Sotillo, en Quintana, en toda la Ribera.

«Primavera»

Se levanta solitario, casi oculto en un recodo. Rodeado de cepas y surcos, apenas destacan sus ramas ni sobresale su tronco retorcido. Inmerso en la soledad litúrgica del campo, olvidado de pájaros y nidos, parece abandonado a sus recuerdos.

Pero yo sé que hoy ha florecido. Hoy se ve su cuerpo engalanado de blanca lencería, vestido con la flor callada y virginal del júbilo.

Desde el ribazo en que se asienta se vislumbran los tejados callados y las calles desiertas. Suenan voces y motores. A veces un ladrido rasga la textura. Parece que nada va a alterar el monótono discurrir de los segundos.

Pero yo sé que tras esta explosión nupcial se renovará la savia del paisaje. Sé que el aire será fecundado por el polen. Sé que en la penumbra de las habitaciones estallará con más fuerza que nunca la primavera de los besos.

PASCUAL IZQUIERDO
                            (Sotillo de la Ribera-Burgos, 1951)

    Autor de Libros de Poemas:

    Como prosista es autor de: