Ataque Desesperado:
La Mano del Hombre Muerto

 

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

En un desesperado intento de aterrar a la población y políticos de los países que no han adherido al Tratado de Kioto -para que obliguen a sus gobiernos a mutilar sus economías y desmantelar sus industrias- el Establishment del Calentamiento Global ha elevado su apuesta en un juego que debería convencerse que ha perdido.

El resultado de la tristemente célebre COP 10, con los severos reveses sufridos por el IPCC y los países que ahora se ven obligados a reducir sus emisiones de CO2 – condenando a sus econo-mías a una debacle sin precedentes – ha obligado a que se haga un último y desesperado esfuerzo para torcer el rumbo de una historia que tiene un fin ya marcado: el olvido del Tratado de Kioto. Antes de la COP 10 se decía abiertamente en Europa: Kioto está cada día más cerca de ser ratificado, y cada día más lejos de ser implementado.”

China, India, los Estados Unidos, Rusia, Brasil, Australia, entre muchos otros países de grandes emisiones de CO2, no reducirán sus emisiones de CO2, no convertirán sus economías en lisia-dos, sólo en base a profecías sin base científica alguna. Quienes idearon la trampa de Kioto, finalmente cayeron en ella y ahora deben reducir sus emisiones. A primera vista parece como que se han agarrado los dedos con la puerta. Pero nadie tenga miedo en esos países. Nadie, pero realmente nadie, implementará el Tratado de Kioto como lo exigen sus cláusulas. Sería pegarse un tiro un tiro en la cabeza.

Pero entre las filas de los amigos del IPCC todavía creen que el miedo al Apocalipsis es una herramienta que rendirá sus frutos. Con tal fin, y siguiendo la clásica costumbre de “ciencia por parte de prensa”, se ha publicado en Estados Unidos e Inglaterra un parte de prensa con pre-dicciones terroríficas – y falsas – sobre el clima dentro de diez años. Hasta nosotros nos hemos asustado – no de las consecuencias profetizadas – sino de la gigantesca capacidad que tiene el Lobby del Calentamiento para hacer tabla rasa con la verdad y los hechos científicos y presen-tarnos un cuento, de la misma credibilidad científica que la del Señor de los Anillos.

El “viejo truco” de predecir catástrofes para dentro de 50 o 100 años no parece haber surtido el efecto deseado, es decir, sumir a la población mundial, o por lo menos a quienes leen los diarios y ven la televisión, en un estado de terror lindante con el pánico descontrolado, implorando a sus gobernantes que les salven del horror Apocalíptico. Por suerte, la gente normal no parece haber sido impactada en los últimos años por la repetición constante de la Letanía Verde. Arrepen-tíos, el Mundo se acaba!,” “Pecadores Ecológicos, Madre Gaia Se Toma Venganza,” ni está dispuesta, en lo más mínimo, a desprenderse de sus duramente ganados dineros para regalarlos alegremente a una causa cuyas profecías no han dado muestras de querer realizarse.

El parte de prensa publicado en el diario Inglés The Independent, de Londres, sobre el “informe científico” – que nada tiene de científico y sí todo de manipulación política y desvergonzada distribución de falsedades pseudo técnicas – sólo repite, pero con tonos más dramáticos de urgencia y catastrofismo lo mismo que han venido repitiendo desde hace más de 20 años. Sin embargo, la carta que juegan con la intención de ganar la mano, resulta ser una carta suicida. Es la mano del Hombre Muerto. Porque esta vez han puesto toda su carga de información falsa, distorsión de hechos científicos, en una predicción de absoluta seguridad para dentro de 10 años, en un solo paquete. Todavía no pueden predecir con cierta precisión el tiempo que tendremos dentro de una semana, y quieren asustarnos con una predicción a diez años!

Pues bien: nada de lo que se incluye en el informe es científicamente correcto. Más aún, casi todas las afirmaciones hechas en el pseudo estudio ya se han comprobado, sin lugar a la más mínima duda, que son total y absolutamente erróneas. Es demasiada la desesperación que trasunta la movida del IPCC y su cohorte, que han jugado todas sus reservas de credibilidad a una carta perdedora.

 



Breve Análisis del Parte de Prensa


El parte de prensa se basa en la declaraciones a la prensa de – ¿quién otro? Rakendra Pachauri, el capo máximo del IPCC, (o Pandilla Internacional del Curro Climático), quien naturalmente lleva a su molino toda el agua que puede. No es cuestión de que este cuerpo desaparezca y se pierdan sus hermosas reuniones en playas exóticas, regadas de generosos vinos franceses y champagne Pomery. Como ser, estas declaraciones fueron hechas durante una reunión en las Islas Mauritius, frente a los representantes de 114 gobiernos de la Tierra. La fiesta, el champag-ne y las bailarinas, los estamos pagando nosotros, los bobos que contribuimos con impuestos.

¿En qué difiere esta profecía de todas las anteriores? Básicamente, en nada. Se le añade esta vez una fecha para que suceda: 10 años más y todos al carajo! El carajo era el puesto del vigía en las antiguas carabelas, en la parte más alta del palo mayor – un lugar sumamente incómodo y peligroso, al que nadie quería ser enviado. Sin embargo, allí iremos todos a parar si no seguimos el consejo de Pachauri y sus boys”, destruimos nuestras economías, y les entregamos nuestros dinerillos a los muchachos del IPCC:



En esa reunión se presentó un reporte titulado “Meeting the Climate Challenge (Conociendo al Reto Climático), escrito por los esbirros - perdón, empleados, del Public Policiy Research, de la Gran Bretaña, el Centro para el Progreso Norteamericano, de ese país, y el Australia Institu-te, de la tierra del Koala. Los presidentes de la “fuerza de tareas” climático-política eran la sena-dora norteamericana Olimpia Snowe, y un tal Stephen Byers, quien declaró que “Hay una bom-ba de tiempo ecológica en marcha,” como para empezar a meterle miedo a la gente. Como no se trata de organizaciones que se destaquen por sus conocimientos ni habilidades científicas, sino por hacer exclusivamente política, los asesores "científicos" del grupo eran el Dr. Pachauri y el resto de los empleados en la nómina del IPCC. A buen puerto vas por mercancía.

¿Hace falta decir que el informe repite exactamente lo mismo que vienen repitiendo – pero sin haberlo demostrado en lo más mínimo – desde hacen ya muchísimos años? Pero ahora parece que la urgencia es terrible. Y allí es donde se han “pillado los dedos con la puerta.” Dice Raken-dra Pachauri, citando al informe, que el nivel del CO2 ha llegado al límite de la tolerancia, es decir 379 ppm, y que si llegamos a las 400 partes por millón, nos vamos todos a la punta del palo mayor a ver si descubrimos tierra o barcos piratas. ¿Cuáles son las razones que dan para esta afirmación tan categórica y brutal? Sólo una fe inquebrantable en sus modelos climáticos. Pobre cosa, en fin, pero ¿qué le vamos a hacer? Y la Ciencia de la paleoclimatología, ¿qué dice al respecto? Bastante, pero parece que en el IPCC nadie se ha enterado todavía.

Para quienes tienen un verdadero interés científico en el asunto de la concentración de CO2 en la atmósfera, y están asustados por las declaraciones de Pachauri y sus muchachos, les recomien-do que hagan una visita al excelente sitio web del climatólogo Español (perdón, Vasco) Dr. Antón Uriarte Cantolla, que muestra muchos cientos de páginas sobre la “Historia del Clima de la Tierra”, que ha sido editada en forma de fantástico libro por el gobierno Vasco, y está a la venta en España (me lo envió con la dedicatoria: “Para Eduardo Ferreyra, a quien admiro por poder y querer nadar a contracorriente, de un asiduo lector suyo -- Antón Uriarte.”

Allí podrá comprobar (aunque en miles de otras fuentes también hallará los mismos datos) que hubo períodos del clima de la tierra (el Cretácico) cuando la concentración de CO
2 varió entre 2600 y 6000 partes por millón, es decir unas 9 a 15 veces más que hoy – y sin embargo la temperatura media de la atmósfera apenas era de entre 1,5 y 2º C más alta que ahora, y la misma que existía entre el año 800 y el 1250 de nuestra era, cuando el CO2 era un poco más bajo que ahora. ¿Qué le pasa a nuestro querido CO2? Si calentaba a la Tierra 2º C más que ahora con concentraciones de 260 ppm, y también 2º C más ahora con 15 veces más, resulta bastante claro que el CO2 no tiene la capacidad de gas de invernadero que se le quiere dar – y que nosotros creamos – por más computadoras que se echen al ruedo y fórmulas de forzamien-tos radiativos y otras tonterías sin importancia.



Dr. Pachauri, perdone que se lo tenga que mencionar, así de pasada, pero usted parece ser un oligofrénico funcional de alto vuelo. Si la diferencia entre 379 y 400 partes por millón (21 partes…) aumentarán la temperatura de manera catastrófica e irreversible, ¿por qué diablos las 6000 partes de entonces no elevaron la temperatura 15 veces más, es decir 2º C x 15 = 30º C más que ahora?

También se pilla los dedos Don Pachauri cuando dice:

“…a causa de la inercia de los sistemas naturales de la Tierra, el mundo está experi-mentando ahora los resultados de la polución emitida en la década de los 60, y efectos mucho más grandes podrían ocurrir en décadas posteriores a medida de que el aumen-to de la polución se vaya abriendo camino. Estamos arriesgando la capacidad de la raza humana para sobrevivir.”

Entonces, ¿que haremos con la inercia de los sistemas naturales de la Tierra si detenemos ya, ahora, la emisión de gases de invernadero antropogénicos? ¿Cómo hacemos para avisarle a Madre Natura (a) Gaia, que tiene que hacer lo mismo, cancelar toda actividad volcánica, descom-posición de materia vegetal, emisión de metano de los pantanos, humedales y clatratos del océ-ano, etc, porque sino iremos todos a visitar el palo mayor de la Santa María de Colón? ¿Le gusta-ría saber que pasaría si se detiene totalmente la emisión de gases de invernadero, y se suprime totalmente la quema de combustibles fósiles como el carbón? Amigo lector, usted ni se lo imagi-naba, estoy seguro, pero sucederá exactamente lo contrario que el IPCC quiere conseguir: la Tierra se calentará.

 


¡El Tratado de Kioto Calentará a la Tierra!


Ya es archisabido que el Tratado de Kioto, implementado como está redactado a la fecha, no tendrá ni el más minúsculo efecto sobre el calentamiento de la Tierra, porque actúa sólo sobre el 3,5% de las emisiones anuales de CO2 a la atmósfera, es decir, sobre las causadas por la actividad industrial humana. Dejemos que sea el Dr. Antón Uriarte quien lo explique – si quiere leerlo completo, vaya a su página y ubique la sección 6.1 Aerosoles Sulfatados, o si tiene el libro, en la página 204 del capítulo El Clima Reciente, y compruebe que no estoy inventando nada. Extracto lo que dice Uriarte:

“Las partículas sulfatadas influyen en la formación de nubes, debido a que son excelen-tes núcleos de condensación del vapor de agua… El resultado es que aumenta el albedo de las nubes, ya que aumenta el área total de la superficie en donde se reflejan los rayos solares. …la obtención de energía a partir de combustibles fósiles produce un incremento del CO2, con un efecto de calentamiento, y un incremento de los aerosoles sulfatados, con un posible efecto opuesto, es decir un enfriamiento.”

Se ha argumentado que en las décadas … entre 1940 y 1970, el desarrollo de la indus-tria pesada … combustibles con mucho azufre, provocó que los aerosoles sulfatados … enfriando la superficie. Eso explicaría el descenso global de la temperatura durante ese período… Si fuese cierto que los aerosoles enfrían a la superficie, habría que tener en cuenta que tienen un tiempo de residencia atmosférico mucho menor que el de los gases de invernadero y, por los tanto, a largo lazo, la función de estos debe prevalecer.

Así, paradójicamente, si se acabara de golpe con todos los procesos de combustión, se asistiría a corto plazo a un recrudecimiento del calentamiento del planeta, ya que lo aerosoles sulfatados se depositarían en el suelo en muy poco tiempo y la atmósfera quedaría limpia y transparente a la radiación solar, mientras que el CO2 emitido estos años seguiría actuando aún durante un período muy largo.”

¡Aguante, Kioto, vamos todavía…! ¡No se me vaya cayendo! ¡No ahora!



Los Corales y el Ártico


También repitió Pachauri la cantinela de la desaparición de corales por causa del calentamiento de las aguas, los corales se “tornan blanquecinos y mueren” – pasando por alto los estudios que indican que, por el contrario, el coral crece mejor en aguas más cálidas, y la razón de su deco-loración obedece muchas otras cosas – pero no al calor de las aguas, que no se han calentado más de 0,1º C! La inercia térmica de los océanos es descomunal, quizás no pueda ni siquiera imaginarse, menos aún calcularla con alguna precisión. De manera que si la atmósfera sobre la superficie de tierra emergida del planeta ha aumentado 0,6º C en unos 150 años, la inercia térmica impide que ese aumento se transmita a 5 ó 20 metros de profundidad, y altere a los corales. Física pura, Sahib Pachauri, vuelva a estudiar ese capítulo que se le ha olvidado…

Luego menciona al afamado (por lo fraudulento y anticientífico) “estudio de muchos años de 300 científicos” – el ACIA – que sostiene que “el Ártico se calienta al doble que el resto del mundo, y que su cobertura de hielo se había encogido hasta en un 20% en las últimas tres décadas. El hielo es un 40% más delgado que en los años 70, y se espera que desaparezca totalmente para el 2070.” Con lo cual se aprecia que Pachauri no ha leído el ultimo número de la revista Science donde un artículo científico sostiene que las variaciones cíclicas del espesor del hielo del Ártico se deben a la variación en el patrón de los vientos de la región y no al calentamien-to que, por otra parte no se ha registrado en la región. Dr. Pachauri, ¿por qué miente, perdón, macanea de lo lindo? ¿No recuerda usted que las temperaturas del Ártico durante la década de los años 30 eran mucho más altas que la actual? ¿No sabía que el descongelamiento de los hielos en esa época fue mucho mayor que el actual? Además de saber catar Dom Perignom, sabe algo de la historia climática de la Tierra? Porque si lo sabe, ¡por favor demuéstrelo!

El informe habla también de la Antártida, del presunto fuerte calentamiento que estaría sufriendo, el colapso de la barrera Larsen-B por culpa del calentamiento global, y otra serie de sandeces por el estilo. La paleoclimatología nos revela, como Uriarte lo destaca muy bien, los avatares que ha sufrido la barrera Larsen-B a lo largo de la historia de la tierra, las veces que se ha desplomado, que ha crecido y se ha vuelto a desplomar. Pero nunca se derritió!

Como falsedad de falsedad absoluta, se menciona al calentamiento de la Antártida, que precisa-mente hace más de 35 años que se enfría a la vista de todo el mundo, a un ritmo que deja pasmados a los climatólogos y, sobre todo, a los “modelistas del clima”, que ven como todos sus modelos apenas si son un chiste muy malo, al predecir que los Polos serán los primeros en calen-tarse. Y en base a esa profecía sin base científica seria ni comprobada, exigir que se detenga el uso de combustibles en el mundo! Hay gente que es más estúpida de lo que parece.



(Fuente: Anton Uriarte, Historia del Clima de la Tierra)

Con la mano en el corazón, dígame si ve usted algún calentamiento en la Antártida. Más bien parece que se ha enfriado entre 1 y 3º Centígrados, en la costa y en el centro mismo del polo. Vaya entonces y envíele un mail a Pachauri para que se fije en los propios registros del IPCC, así no sigue metiendo la pata!.

El Ártico sigue el mismo camino al enfriamiento, a despecho de todos los informes y evalua-ciones de grupos pseudo “científicos” que claman que el hielo del Polo Norte desaparecerá en 20 o 50 años. Nada más hay que fijarse en los registros de temperatura del mismo IPCC para el Ártico y la Antártida, para comprobar que la predicción del Lobby del Invernadero acerca de que las regiones polares serán las primeras en calentarse, ha sido un verdadero tiro de cañón por la culata!

Tampoco sube el nivel de los mares de manera acelerada, lo cierto es que baja en muchas par-tes, como en las islas Maldivas, en el Océano Índico, en Tuvalu, en el Pacífico, o en las costas de Escandinavia, entre otros lugares.

Y ya que estamos con eso de avisarle a Pachauri acerca de cosas que parece ignorar, ¿porque no le dice alguien que las variaciones en las manchas del Sol (mayor y menor actividad magné-tica) se ajustan perfectamente con las temperaturas históricas y con las reconstruidas medianes estudios proxy? Vea lo que dice Antón Uruarte:

 

Variación de la actividad solar durante el último milenio según Bauer (azul) y Lean (rojo), a partir de las variaciones de las manchas solares y de las concentraciones de Carbono14 y Berilio10. Se señala la evolución supuesta de la constante solar.

Referencia: Bauer et al. 2003, Assessing climate forcings of the Earth system for the past millenium, Geophysical research Letters, 30, 9-1/9-4

Debe notarse que las curvas del gráfico no indican temperaturas sino energía recibida en la superficie, pero que coincide con una perfección casi absoulta con las curvas de la temperatura, de acuerdo con Baliunas y Soon, del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics.

 




Todo Suspendido hasta nuevo calentamiento…

Las noticias que aparecen en los diarios – a regañadientes – dan cuenta de una situación más que anormal en el clima del Hemisferio Norte. No es que se haya calentado por las actividades del hombre: hace un frío espeluznante, las ventiscas y tormentas de nieve cubren todo, convier-ten las casas en verdaderos iglús para esquimales. En la Nación del 25 de enero publican un “sueltito” perdido en la página 4:

EEUU: Pasó la ola de frío que dejó 19 muertos – El nordeste de los EEUU se recuperaba de una tormenta de nieve histórica a la que se atri-buyen 19 muertos… 'La tormenta de nieve de 2005 pasará a la historia como una de las cinco mayores del este de Nueva Inglaterra,' dijo el meteorólogo James Wilson, del Weather Channel.”

Pero, contradiciéndose, antes había comentado en la página 2 que:

La nieve frenó el Road Show en EE.UU.

 

La tormenta de nieve que desde el fin de semana azota al nordeste de Estados.Unidos, obligó a un cambio de planes en el road show del canje de la deuda., ya que las reuniones previstas para ayer y hoy en Boston debieron ser canceladas… Pero el temporal de nieve que obligó a can-celar todas las actividades en varios estados declarados en emergencia, y cerrar aeropuertos como el de Boston…

Sin embargo, el pasquín porteño publica una nota de importancia en la página 10, con infográfico y todos los chiches, sobre “Acelerada extinción de animales y plantas”, con la consabida y acos-tumbrada desinformación surgida de las proyecciones fraudulentas que ya hemos comentado en otras páginas de este sitio. Bravo, La Nación, sigan así, con ese amor y dedicación por la verdad no extraña la caída de circulación (y lectores) que tienen desde hace tiempo.

En cuanto a nuestra amiga de Córdoba, La Voz del Interior, no se hizo eco del informe de Míster Pachauri que comenta Clarín con bombos y platillos. En vez de ello, en la página 17ª, bajo un tituli-to de INTENSAS NEVADAS, pone su cuota de sensacionalismo:

 

 

 

 

 

El frío polar ya
se ha cobrado
vidas en Europa

 



En España y Francia se registraron
muertos. Rutas cortadas por nevadas,
hielo y fuertes vientos en varios países

 

Luego ponen una hermosa foto en B/N con el epígrafe: “Los hogares en Hull (San Germaine, Estados Unidos) quedaron convertidos en casa de hielo. La foto parece tomada en la Antártida.

No cede la tormenta en EE.UU

…La tormenta arrojó más de 90 centímetros de nieve en Massachussets, y las pilas de hielo a acumularse en los aleros de algunos edificios… El gobernador de Massachussets, Mitt Romney, pidió a los empleados públicos no esenciales de las áreas del este del estado que no fueran a trabajar, y el gobernador de Rhode Island, Don Carcieri, cerró todas las oficinas estatales y municipales.

 

Como me escribe un amigo desde Canadá, “No nos vendría nada mal un poco de ese famoso calentamiento que tarda tanto en llegar!

La gente ya no se cree el grito de “Lobo, lobo! – porque el lobo jamás se presentó, ni ha dado señales de que ni siquiera ande por las cercanías. El momento elegido por el Lobby del Inverna-dero para publicar su parte de prensa no podía haber sido peor elegido. Lo mismo que en enero de 2004, cuando Al Gore eligió, para dar su conferencia-alegato contra el calentamiento global al día que batió todos los récords históricos de frío en los Estados Unidos.

Nadie – pero ninguno de verdad – de los que están bajo metros de nieve y hielo en Estados Unidos y Europa, con temperaturas de hasta 38º C bajo cero, se lo creerán porque está sufriendo otro invierno que rompe récords de frío y ventiscas asesinas en el Hemisferio Norte. Ha sufrido la gente heladas tardías que masacraron al 50% de la cosecha de soja en los estados del medio oeste de USA, ha sufrido de heladas tempranas que se adelantaron 15 días este último otoño. Tampoco se lo creerán los que vivimos en el Hemisferio Sur y seguimos gozando de primaveras y veranos excepcionalmente frescos como los últimos dos años – donde estúpidamente llaman “ola de calor” a tres días seguidos de 32º C. No tienen vergüenza – o cerebro. Hasta son capaces (ya lo hicieron) de culpar al calentamiento global por los horribles fríos del norte. Todo vale.

En verdad, no nos queda muy en claro el motivo real de esta jugada del IPCC que parece ser, a todas luces, un movimiento suicida – un jaque mate en dos jugadas. Una explicación adelantada por analistas del diario Clarín (con algunas excepciones, Clarín no analiza nada, apenas repro-duce lo que le llega por cable):

“El diario inglés The Independent señaló que la divulgación del estudio coincidió con la difusión de las promesas del primer ministro británico, Tony Blair, quien preside tanto el Grupo de los Ocho (G-8), los siete países más ricos del planeta más Rusia, para adoptar políticas activas de cambio climático. El informe se dirige especialmente a los países del G-8, además de China e India.”

No tenemos dudas de que algo se traen entre manos, y se trata de ganar dinero, por supuesto. Durante el mes de febrero, cuando se deba implementar “en serio” al Tratado de Kioto, podremos empezar a descubrir el verdadero motivo de esta desvergüenza, esta falta absoluta de seriedad científica, este macaneo liso y llano, que es el parte de prensa del Lobby del Invernadero.

¿O quizás lo que quieren es hacer otro congreso mundial de urgencia en Cancún - en realidad para ir a la playa, y seguir degustando Dom Perignom, Pomery, y blinis de caviar?